sábado, 28 de noviembre de 2009

El olor del mar



Cuando llegue a Mojacar por primera vez, tenía muy pocos años y muchas ganas de vivir, lo que son las cosas jamás pensé que volvería, y lo que son las paradojas de la vida, mi vida está aquí, es como esas cosas que cuando las tienes no les das importancia, pero cuando no están no puedes vivir sin ellas. Nunca pensé que fuera tan importante sentir el olor del mar, y mirarlo para poder relajarte, a veces las pequeñas cosas de la vida son las que le dan sentido

6 comentarios:

Franziska dijo...

Estás dando tus primeros pasos y nos ofreces tus primeras reflexiones en ese espacio abierto a la mirada de todos y que, sin embargo, nos da la sensación de ser tan íntimo, tan nuestro.

Sabes, a mi también el olor del salitre y el yodo y si se añade el de las algas, creo que es uno de los más tonificantes y hermosos que yo también recuerdo. Mis recuerdos se grabaron en un pueblecito de la costa asturiana y digo yo que los olores no serán exactamente igual pero, en definitiva, lo que de verdad importa es que son los olores del mar. Las algas, la sal y el yodo. Gracias por tus cariñosas palabras en mi blog. Ya sabes donde tienes una amiga. Si algo puedo hacer por tí, cuenta conmigo.

Begoña Sánchez dijo...

Eres un afortunado al poder disfrutar del mar con todos los sentidos; oliendo el salitre, escuchado su oleaje, sintiendo la textura de su arena...

Me gusta especialmente la primera foto, hasta aquí han llegado todas esas sensaciones

carmen dijo...

Me alegra ver que ya estás publicando, reflexiones acompañadas de tus fotos del Mediterraneo.

Muy bien, Maria, "step by step" que dicen los ingleses.

Te recuerdo una frase, que ya leiste, pero igual le faltaba alguna letra:

"LA VIDA NO SE MIDE POR EL NÚMERO DE VECES QUE RESPIRAMOS, SINO POR LOS LUGARES E INSTANTES QUE NOS QUITAN LA RESPIRACIÓN"

Kisses!

Franziska dijo...

Me he acordado de tí y he decidido pasar a desearte un feliz fin de semana y de paso he estado contemplando tus fotografías. Espero, con interés, tu próxima entrada.

Saludos cordiales.

Loli Martinez dijo...

Bellas imágenes .Tienes razón las pequeñas cosas y esos instantes dan sentido a la vida .
Ha sido un placer visitarte .
Un besito lleno de luz .

Anónimo dijo...

Dejame decirte q tu al menos tienes el olor del mar,dejame decirte lo mucho que te envidio pq yo anhelo ese olor y otros muchos mas de esa costa.
M gustaria ser el olor del mar y q esa persona q llevo dentro no pudiese vivir sin el cada dia,q fuese aire q necesita pa respirar