viernes, 11 de diciembre de 2009

Los cambios son pequeños comparados con los recuerdos



Hacia relativo tiempo que no iba por allí pero tampoco tanto como para que mis recuerdos fueran tan diferentes. (No sé si a vosotros os pasa que en muy poco tiempo parece que las cosas han cambiado totalmente de cómo tu las recordabas, o es que la última vez que estuvisteis en un sitio que significaba mucho para vosotros no le prestasteis la suficiente atención o las mirasteis desde la perspectiva de quien mira pero no ve).Lo cierto es que todo me pareció “tan diferente”, que me pareció un sitio distinto del que yo conocía. Aquí naci y aquí viví mis primeros años, luego llego la adolescencia, y me maldecía todos los días por haber nacido en una familia que su medio de vida era el campo, y que no hacían nada por cambiarlo. Aquí aprendí a sobrevivir en la soledad de la última nacida en una familia que se había descuidado doce años en tener el último hijo, y también aprendí que la vida es mucho más que tener comodidades y caprichos, nunca podre agradecerles a mis padres lo suficiente que me dieran esa niñez y adolescencia. Ahora al regresar y ver cómo ha cambiado todo, he caído en la cuenta de que ese mundo que yo veía desde ese pequeño cerro no es como yo lo imaginaba, ni tampoco se acababa donde mi vista alcanzaba el horizonte, (porque aun recuerdo cuando mi abuelo me decía: no te puedes alejar porque ves allí donde se ven aquellos cortijos de allí se acaba el mundo y te puedes caer).Otro día seguiré contándoos cosas,recuerdo tan lejanos, pero que hecho tanto de menos……….

4 comentarios:

Begoña dijo...

Supongo que con los años aprendemos a valorar las cosas que realmente importan y como bien dice tú, comenzamos a VER lo que antes sólo MIRÁBAMOS.
Una buena reflexión y un buen título.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Es bueno que ahora,con el paso del tiempo te hayas dado cuenta de lo FELIZ q fuiste durante aquellos años q viviste en aquel cortijo rodeado de olivos q tanto odiabas,gracias a ese cortijo y a su entorno te has convertido en una buena persona y todo eso sin quitarle el merito a la educacion de tus padres,eres muy afortunada aunque siempre estes pensando en lo contrario

carmen dijo...

"Aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba,
de la gloria en las flores, no hay que afligirse.
Porque la belleza siempre subsiste en el recuerdo...."

El autor de este poema, un desconocido William Wordsworth, la interpretación de Natalie Wood mientras lee en voz alta estos versos en clase; y al final del filme, nos reencontramos con ese "cachito" de oda inolvidable.

Cómo es una de tus pelis favoritas, pues eso, que la belleza y la fuerza subsistan y se reencuentren con tu franco recuerdo.

"...Though nothing can bring back the hour
Of splendour in the grass,
of glory in the flower;
We will grieve not, rather find
Strengh in what remains behind..."

Kisses!

Franziska dijo...

El comentario de tu abuelo tenía miga porque está visto que uno puede "caer" de muchos modos.

Y ahora, ya sin más vueltas, dejo los comentarios y voy a expresarte mis sentimientos:

Te deseo que el próximo Año Nuevo transcurra en paz y que te lleve a lograr, por completo, tus más recónditos sueños. Que la paz y la luz te acompañen porque ya ha quedado claro que tú también has encontrado en la fotografía un medio de hablar de poesía con las imágenes.

Un abrazo muy grande y que descanses en la cama cuanto te haga falta porque es un trabajo muy duro el que tú haces. Es seguro que si tu cuerpo descansa tu mente se agita y te trae recuerdos y hace planes que necesitas.

Y para que pases las Navidades también te envío un abrazo muy fuerte, muy dulce y tan tierno y cálido como un colchón de plumas. Perdona si las metáforas que uso no son siempre las más apropiadas.